malos_habitos_producen_obesidad
Tips

Toma mejores decisiones nutricionales para tu familia

Las decisiones nutricionales que tomas para tu familia son muy importantes. Estas decisiones determinan la salud y el futuro de tu familia. Saber qué comer puede ser confuso. Dondequiera que vas, hay miles de opciones para escoger en cuanto a marcas y variedades de productos. Aprende a saber cuáles son las mejores decisiones nutricionales para tu familia y garantízales una salud óptima.

 

Hay una serie de consejos básicos que te pueden ayudar a crear un plan de alimentación balanceado para tu familia.  Las siguientes son algunas maneras de hacer la elección de alimentos más saludables para ellos:
Granos. Los panes integrales son bajos en grasa; también son altos en fibra y carbohidratos complejos, que te ayudan a sentirte satisfecha por más tiempo y evitar comer en exceso. Elije panes y harina de trigo integral o harina blanca entera. Limita las donas, panecillos dulces y magdalenas. Estos alimentos pueden contener más de un 50% de calorías de grasa. Las meriendas tales como el pastel de Ángel y las galletas de jengibre pueden satisfacer a los golosos sin agregar grasa a su dieta.
Los cereales calientes y fríos suelen ser bajos en grasa. Elije opciones bajas en azúcar, tanto en cereales instantáneos como granola. Evita los bocadillos fritos como las papas fritas y las papas de bolsa. Prueba las versiones bajas en grasa o al horno.
Frutas y Verduras. Las frutas y verduras son naturalmente bajas en grasa. Agregan sabor y variedad a tu dieta, contienen fibra, vitaminas y minerales. Trata de usar versiones bajas en sal y grasas para la margarina, mantequilla, mayonesa y crema agria que le añades a tus verduras. También  puedes utilizar yogur bajo en grasa para mezclar la fruta en vez de crema.
Proteínas. La carne, aves, pescado,  carne de res, carne de cerdo, ternera y cordero son alimentos de alto contenido proteínico. Prepáralos al horno o a la parrilla para que sean más saludables. Si vas a saltear tus carnes utiliza una sartén antiadherente en lugar de mantequilla o margarina y recorta la grasa de tus carnes antes de cocinarlas. Utiliza hierbas, especias, vegetales frescos y marinados sin grasa para aliñar tus carnes. Evita las salsas altas en grasa y compra tus carnes frescas. Al pollo quítale la piel antes de cocinarlo y trata de servir pescado y frutos del mar a tu familia por lo menos 3 veces a la semana pues tienen un alto  contenido de Omega 3 que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en algunas personas. Los frijoles secos, arvejas y lentejas ofrecen proteína y fibra sin el colesterol y grasa que tienen muchas carnes. De vez en cuando, trata de sustituir la carne por frijoles.
Productos lácteos. Elije leche descremada o baja en grasa. Prueba los quesos y yogures bajos en grasa. El yogur natural sin grasa puede reemplazar la crema agria en muchas recetas y servirse con fruta como postre. Los sorbetes pueden ser una buena alternativa para reemplazar a los helados de leche entera y crema.
Comer demasiados alimentos altos en grasas no sólo añade un exceso de calorías que puede conducir al aumento de peso y la obesidad sino que también puede aumentar el factor de riesgo para varias enfermedades. Las enfermedades del corazón, diabetes, ciertos tipos de cáncer y la osteoartritis han sido relacionadas con las dietas demasiado altas en grasa. Las bebidas azucaradas como los refrescos regulares, bebidas para deportistas, bebidas energéticas y los jugos de paquete para los niños pueden agregar mucha azúcar y calorías a la dieta de tu familia. Permanecer hidratado es muy importante para la buena salud así que escoge agua, leche baja en grasa o té sin azúcar.

Debes recordar que las personas de edades y niveles de actividad física diferentes tienen distintas necesidades calóricas. La cantidad que tú comes de un cierto tipo de alimentos, como frutas y verduras, debe depender de tus necesidades calóricas individuales según tu edad, condición física y estatura. Los horarios de comidas son muy importantes para evitar omitir las comidas y comer de más el resto del día o picotear bocadillos y hacer malas decisiones nutricionales como comer golosinas y alimentos saturados de grasas.

3 postres fáciles de preparar y digerirConsumir más fibra, alargaría la vida

Leave a Comment