3-26
Tips

Tres razones por las cuales tu apetito se ve afectado en las mañanas Thinkstock

Algunas personas manifiestan que no se sienten hambrientas en la mañana y que por esta razón deciden no desayunar. Esta falta de apetito en las mañanas puede estar relacionada a hábitos de sueño pobre e insomnio.

 

Existen diferentes razones por las cuales tu apetito se ve afectado en las mañanas. El insomnio o los hábitos desordenados para dormir como irse a dormir a la madrugada y levantarse temprano o al medio día hacen que tu cuerpo no tenga suficiente tiempo para regular sus hormonas, especialmente la melatonina. Entre sus muchas funciones, la melatonina es una hormona principal que coordina otras hormonas como la leptina que es la hormona que regula el apetito. Cuando vas a la cama demasiado tarde, o no duermes bien, tus niveles de melatonina alcanzan su pico hacia las horas de la mañana y por tanto hace que sea más difícil despertarte. La leptina también esta alta debido a la falta de sueño y no sientes hambre. Crear hábitos de sueño regulares como no ver televisión en las noches hasta tarde puede ayudarte a dormir mejor y regular tu sueño y tu apetito.

Otra razón por la cual no te sientes hambriento en las mañanas puede estar relacionado con pasar muchas horas sin comer. Cuando las personas tienden a tomar su última comida temprano, tipo 6 de la tarde, es importante que coman una pequeña merienda antes de ir a la cama. Esta merienda permite que no sientas hambre durante la noche, evita que te despiertes y que no te levantes con nauseas en la mañana. Un yogur bajo en grasa o un plato de cereal con leche puede ser la solución a este problema.

Muchas personas desarrollan el hábito de no tomar desayuno en las mañanas en un esfuerzo por perder peso. Este hábito se vuelve costumbre y la persona simplemente no siente hambre en la mañana. Sin embargo, está realmente no es una buena idea y puede ser contraproducente. Saltarse las comidas, especialmente el desayuno, en realidad puede hacer que el control de peso sea más difícil. Las personas que no desayunan tienden a comer más de lo normal en la próxima comida o picar bocadillos altos en calorías para evitar el hambre. Varios estudios sugieren que las personas tienden a añadir más peso corporal cuando comen menos comidas en porciones más grandes y menos peso cuando comen la misma cantidad de calorías en comidas más pequeñas y frecuentes.

Observa tu cuerpo en las mañanas y descubre porque no te sientes hambriento, luego trata de buscar una solución para que empieces a desarrollar hábitos más sanos que te permitan mantener un peso balanceado y sentirte mejor.

Agrega más colores en tu plato

Leave a Comment